Balneario
  • Turismo Latam

En enero, los colombianos se preparan para los carnavales en Argentina



Afortunadamente, hay un país donde los amantes del calor y el frío pueden disfrutar por igual del verano: Argentina. Por su gran extensión, las temperaturas varían de una región a otra, pudiendo pasar de los 30 grados en los carnavales de Jujuy a 14 de máxima en las montañas de Ushuaia. Los deportes acuáticos, el relax en la naturaleza y los festivales están a la orden del día.

1. La mágicas playas de la Patagonia: En Las Grutas, la calidez de las aguas del Golfo San Matías acaricia la piel y los acantilados abrazan la costa mientras esconden cuevas. El buceo y el snorkeling son protagonistas en estas playas cristalinas y esta época del año es ideal para apreciar las reproducciones y crías de diferentes especies. También hacer kayaking o paseos náuticos es una gran idea para apreciar la belleza de los paisajes únicos.

2. La paradisíaca playa Las Conchillas: nada tiene que envidiarle a las costas caribeñas con sus aguas cristalinas y una forma particular tipo isla. Eso sí, se recomienda visitarla con un calzado que no se salga ya que el suelo está formado por cientos de caracoles marinos que lo tiñen de nacarado con tonos rosados y grises.

También en Puerto Madryn la experiencia playera tiene un atractivo especial rodeada de animales acuáticos como delfines. Por su cercanía a la Península Valdés, se vuelve un punto estratégico para conocer este Patrimonio Natural de la Humanidad. Y antes de dejar este destino, también es imperdible el paso por la hermosa playa de Puerto Pirámides, que reluce en verano.

3. Zona costera de Bariloche, Playa Bonita: es la más renombrada y está ubicada en la misma ciudad, a orillas del lago Nahuel Huapi. Si bien las aguas son frías, el cálido sol se ocupa del resto. También bañarse en los lagos del Camino de los Siete Lagos es soñado.

4. En la fresca Ushuaia, meterse al Canal Beagle puede ser una idea alocada pero disfrutarlo desde afuera es una experiencia imperdible. La particularidad en verano es que, afortunadamente, los días son muy largos y dan tiempo para recorrer el Parque Nacional Tierra del Fuego, entre el agua y las inmensas montañas, navegar por el Canal, hacer senderismo por la Laguna Esmeralda o llegar a la Isla Martillo para ver a los pingüinos.

Los carnavales de Argentina: Los fines de semana de enero y febrero llega el momento de mover el cuerpo al ritmo de las comparsas del Carnaval de Gualeguaychú, en la provincia de Entre Ríos. Plumas, colores, brillos y diseños deslumbrantes de atuendos y carrozas que llevan los artistas desfilarán por la pasarela del corsódromo con ritmos pegadizos.

Y cómo olvidar el Carnaval de la Quebrada de Humahuaca, en Jujuy. Una fiesta milenaria para “sacar el diablo afuera” con el baile y con el canto, como dice la canción. Desde febrero y hasta marzo se puede formar parte de esta experiencia única, que nació de la mezcla entre las influencias de los conquistadores españoles y los pueblos originarios.

Los festejos comienzan en Tilcara y Humahuaca el 26 de febrero, cuando se “desentierra al diablo” y finalizan el 6 de marzo cuando se lo vuelve a enterrar. Entre esos días, los rituales a la Pachamama, las comparsas que descienden desde las montañas hacia los pueblos, el carnavalito jujeño, los bailes y desfiles parecen no tener fin.

La Fiesta de la Vendimia

El primer sábado de marzo, en la provincia de Mendoza tiene lugar la tradicional Fiesta Nacional de la Vendimia. Desde 1936, en esta celebración se homenajea cada etapa del proceso que atraviesa una uva hasta convertirse en uno de los mejores vinos gracias al trabajo de las personas viñateras.

Como no podía ser de otra forma, las actividades tienen lugar en el Frank Romero Day, un teatro natural a cielo abierto entre las montañas. Con una gran puesta en escena que juega con luces y sonidos, el folclore siempre es protagonista de los números en que bailarines y actores representan la historia de Mendoza y el “Milagro del vino nuevo”, como dio en llamarse la festividad este año.

Estar en Mendoza también es una gran oportunidad para recargar toda la energía en el Cañón del Atuel, originario de la era paleozoica. En el circuito se pueden recorrer las dunas del Nihuil a pura aventura en una travesía 4x4 o cuatriciclos, o hacer rafting en el Río Atuel de Valle Grande, que baja desde la alta Cordillera.

A puro rock y folclore

La provincia de Córdoba se viste con música con los fanáticos del rock y el folclore. En febrero, el Festival de Villa María comienza con peñas folclóricas en la costanera de esa ciudad, acompañadas de la gastronomía tradicional argentina. Luego, en el anfiteatro distintos artistas deleitan con su arte y, este año, se espera la presencia de Abel Pintos, un referente de este estilo.

A mediados de mes, el Cosquín Rock es un ya acostumbrado atractivo que tendrá lugar en el Aeroclub de Santa María de Punilla. Este evento imperdible reunirá bandas de la escena nacional como Ciro y Los Persas, Las pelotas, Guasones, Axel Fiks y El Kuelgue.

Verano en la Ciudad

Buenos Aires es una ciudad donde la noche no se apaga y menos en verano, cuando el clima mejor acompaña. Los bares en las zonas de Palermo y Costanera Norte, las tanguerías, las tradicionales pizzerías y los teatros en la Avenida Corrientes son motivo para quedarse despierto y disfrutar de la noche más larga del mundo.

Pero claro, durante el día la vida sigue con shows y actividades en los jardines de los Museos y la Usina del Arte. También, los amantes del deporte podrán disfrutar del mejor tenis en el Argentina Open 2022, que se jugará a comienzos de febrero en el Buenos Aires Lawn Tennis Club.

Aeropuertos.jpg
1/3
Image by Humphrey Muleba