Balneario
  • Turismo Latam

Mercado del Chicó, una experiencia gastronómica única en la ciudad de Bogotá.


En el norte de Bogotá se encuentra un mercado que ofrece lo mejor de la gastronomía, combinado con experiencias y entornos que crean un ambiente de arte culinario. El Mercado del Chicó abrió sus puertas en febrero del 2021, inspirado en conceptos como el Mercado de San Miguel, en España; el Mercado Reina Victoria, en Australia; o el Mercado Roma, en México.


El Mercado del Chicó presenta más de 25 restaurantes novedosos e innovadores, pues no se trata de las grandes cadenas de comida rápida que usualmente se encuentran en una plazoleta de comidas. Por el contrario, el Mercado reúne marcas emergentes, creadas por emprendedores del sector gastronómico, las cuales –como primer paso- atraviesan un proceso de curaduría para garantizar la mejor calidad.


No cabe duda de que uno de los sectores más golpeados en el último tiempo ha sido el de los restaurantes. Sin embargo, pese a las adversidades, un grupo importante de emprendedores ha depositado su fe en el Mercado del Chicó, sumando sus marcas para enriquecer la esencia de variedad y excelencia culinaria de este ambiente acogedor diseñado para compartir.


Cada restaurante dentro del mercado tiene un sello único. No son las grandes cadenas de comida rápida; si no que se trata de los proyectos de vida de sus propietarios, personas que vieron en la gastronomía el camino perfecto para desarrollar sus emprendimientos. Por eso, no sería raro que en cada restaurante del Mercado del Chicó se pueda encontrar a su propietario; generando espacios de conversación detallada sobre los orígenes de cada marca.


Comida del mundo que cruza fronteras

Entrar al Mercado del Chicó es realizar un viaje culinario y sensorial alrededor del mundo. Es ver, oler, saborear, oír y sentir toda la diversidad de la cultura gastronómica en un espacio moderno, con decoración natural y libre circulación de aire. Es una experiencia que permite conectar con amigos, familia y mascotas en un ambiente acogedor diseñado para compartir y disfrutar.


Las clásicas hamburguesas, la dulzura de los postres, la potencia de la comida mexicana, la cocina italiana, los sabores peruanos, los toques exóticos de la gastronomía taiwanesa, española y árabe, los tradicionales pollos parrillados, un buen plato vegetariano, mediterráneo al igual que un fresco ceviche o sushi. Y por supuesto, ambientes especiales para disfrutar de un trago en un bar instalado en un Trolebús, refuerzan la filosofía de no repetir conceptos de comida dentro del mercado.


La variedad gastronómica y el cuidado de los detalles dentro del mercado lo convierten en el lugar ideal para vivir sensaciones memorables. Todos los gustos, sabores y tendencias están reunidas dentro de la experiencia 360 que ofrece el Mercado del Chicó: la iluminación, colores, texturas, sonidos y su decoración se mezclan con los olores de la gastronomía para sumergir a sus visitantes en un entorno donde la comida converge con el arte. El concepto “fast casual” trabajado por el mercado ofrece la oportunidad de comer rápido, pero con comida confeccionada a la minuta y cuidando cada detalle.


Este mundo gastronómico con dos niveles llenos de lo mejor de la gastronomía internacional, además, el Mercado del Chicó cuenta con dos terrazas en un ambiente con calefacción, decoración natural y libre circulación de aire, perfecta para venir con amigos y familia.

La variedad es uno de los sellos del Mercado del Chicó, pues no está solo presente en la comida, sino que trasciende a su decoración y atmósfera: terrazas para disfrutar de un trago al aire libre con los amigos, sofás para relajarse y descansar mientras se brinda con vino o whiskey, zonas para trabajar acompañados de un buen café y espacios adecuados para reunirse a ver transmisiones de eventos deportivos.


Cada semana, el Mercado del Chicó suma a su oferta de arte culinario una propuesta cultural: con música en vivo como bandas de Rock en español, mariachis y grupos de Son cubano, hasta noches de Blues y Jazz. La variedad del mercado también trasciende al entretenimiento.


Arte culinario para toda la familia

El Mercado del Chicó, como un mercado tradicional, presenta opciones para todos los miembros de la familia, incluso las mascotas, pues cuenta con zonas Pet Friendly. Dentro del lugar se encuentran puntos de hidratación para los ‘acompañantes peludos’, de hecho, algunos restaurantes ofrecen helados o paletas para mascotas, Cada fin de semana, los niños pueden participar en actividades lúdicas como las pintucaritas mientras la familia recorre el Mercado para elegir el plato de su preferencia.


Una experiencia internacional y biosegura

ElMercado del Chicó garantiza un ambiente con libre circulación de aire, cómodo, con puntos de desinfección en cada puerta de ingreso y también en todos sus restaurantes. De igual manera, los espacios de terraza cuentan con ventilación natural y sistema de calefacción para garantizar la mayor comodidad en sus visitantes.


Aeropuertos.jpg
1/3
Image by Humphrey Muleba